DORMIR BIEN: ¡QUE NO TE QUITEN EL SUEÑO!

 

LA ELIMINACIÓN DE LAS TOXINAS DEL CUERPO, LA PRODUCCIÓN DE ANTICUERPOS Y EL FORTALECIMIENTO DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO SON  SÓLO ALGUNOS DE LOS BENEFICIOS OBTENIDOS TRAS UNA BUENA NOCHE DE DESCANSO

DESCANSADO Y SALUDABLE

 

La relación entre dormir y un estado de salud óptimo es cada  vez más evidente debido a los muchos procesos que se desarrollan durante esas  horas de inactividad. En la actualidad se ha estudiado profundamente su efecto

sobre el metabolismo, determinando que las personas con trastornos del sueño  merman  su capacidad para adelgazar, favoreciendo la obesidad, mientras que  aquellas  que duermen más consiguen mantener con mayor facilidad una dieta
saludable.
Esto se debe a que un descanso  inapropiado aumenta la producción de grelina, sustancia que genera la sensación
de hambre además de disminuir los niveles de leptina, encargada de controlar el  apetito, por este motivo dormir menos es igual a comer más. Quienes sufren de
insomnio tienen un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, pues se incrementa
el nivel de azúcar en la sangre. Justamente, un equipo de la escuela de
medicina de la Universidad de Chicago demostró recientemente que tres noches
consecutivas de mal sueño son suficientes para provocar un descenso del 25% en
la sensibilidad a la insulina.
Adicionalmente, el corazón también se
ve afectado, ya que un mal sueño hace que el cuerpo aumente la producción de
hormonas que están relacionadas con el estrés, elevando la presión arterial e
influyendo negativamente en quienes padecen problemas cardiovasculares. Y para
aquellos que presentan cuadros depresivos este trastorno podría incrementar aún
más los síntomas, poniendo en riesgo la estabilidad emocional de los pacientes.
 Exteriormente, también el cuerpo sufre los
embates de una noche sin descanso, la piel se reseca, los ojos lucen
enrojecidos y aparecen las ojeras.
 ¿POR  QUÉ  NO  DUERMO  BIEN?
El  insomnio es un padecimiento que afecta cada día a más personas en el mundo, y
cuando no es producto de alguna patología específica, puede deberse a tres        razones principales:

Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido, ya sea por ansiedad y
estrés, el uso de medicamentos o estimulantes, un ambiente inapropiado para
dormir o algún tipo de molestia física

Problemas para mantener un horario regular de descanso debido a un desfase
horario, a un trabajo específico a un sueño irregular con vigilia alterada

Conductas específicas que interrumpen el sueño, como sonambulismo, miedos
nocturnos o ganas constantes y excesivas de ir al baño.
Si
usted sufre alguna de estas condiciones lo ideal es visitar a un especialista,
quien le indicará que debe hacer para mejorar sus noches de descanso.
RECOMENDACIONES PARA RECUPERAR EL SUEÑO
 
– Evitar tomar bebidas estimulantes a final de la
tarde o en horas de la noche es una de las principales medidas que deben acatar
aquellos que tiene problemas para conciliar el sueño, esto incluye el café, el
té y los productos energizantes.
– Consumir alcohol y fumar también puede espantar el
sueño, por lo que se deben evitar estos nocivos hábitos.
– Ir a la cama justo cuando se sienta sueño.
– Evitar tener el televisor y la computadora en la
habitación, porque podría quitarnos el deseo de dormir.
– En la medida de lo posible el cuarto debe ser
confortable y acogedor y contar con una adecuada iluminación que ofrezca
claridad en el día y oscuridad en la noche.
– Llevar una rutina de ejercicios y evitar los
esfuerzos que generen demasiada hiperactividad en horas de la noche podría
favorecer también a tener un descanso adecuado

 

fórmula sin aditivos

Salusan®
como todos los productos de la casa Salus-Haus está exento de derivados de
origen animal, aditivos sintéticos, conservantes químicos o colorantes
artificiales, y además no contiene alcohol.
Salusán® es una fórmula relajante a
base de plantas seleccionadas que contribuyen a la relajación y
son un eficaz aliado para los sueños más profundos
Su composición a base de Extracto acuoso (72 %):
granadilla, hojas de melisa, hojas de romero, caña de limón, germen de trigo,
germen de cebada, raíz de valeriana, lúpulo, corteza de limón, lupulina.

Miel, concentrado de zumo de pera, aromas naturales, aceite esencial de limón.

  • Sin lactosa
  • Sin levadura
  • Sin aditivos ni
    conservantes
  • Sin saborizantes de
    síntesis
  • Sin alcohol
  • Apto para vegetarianos
 ¿Nerviosismo, falta de sueño?

Salusan®, UN
aliado para descansar y conciliar el sueño